Català

 

 

Esculturas
Vasijas
Placas
Etnico
Enlaces

EVA SOLÁ, ESCULTURAS CERÁMICAS.

Una formación ecléctica para crear piezas únicas.

Eva Solá Miralles es una atípica escultora nacida en Barcelona en 1968. Procedente de una familia de la antigua burguesía catalana con raíces en Tarrasa, inicia su formación en la Escuela Oficial de Artes y Oficios de Barcelona, “la Llotja”, donde se especializa en joyería y aprende técnicas fundamentales, como el dominio de las ceras para su posterior plasmación en metales nobles. Más tarde, ya en la Escuela Massana de Barcelona, también desarrollaría sus innatas aptitudes para el diseño en joyería.

De talante inquieto y constantemente atraída por temas diferentes, crece su interés por la fusión entre distintas especialidades, lo que la lleva a estudiar escultura durante dos años en la Escuela Industrial de Barcelona. Así es como descubre el mundo del modelado en barro, que le apasiona por su ductilidad y la lleva a especializarse, en el mismo centro, en la técnica de la cerámica, siempre orientada a la escultura y a la creación de piezas únicas.

El espíritu de la transgresión.

Solá es digna bisnieta de Joan Solá Mestres, fundador del primer centro de cinematografía española, primero en Barcelona y posteriormente en Madrid, Filmax. Pero con quien quizás muestra más afinidades es con su bisabuela, la zaragozana Teresa Romero, una extraordinaria mujer que ayudó a su marido Joan a realizar los primeros documentales feministas del país.

Teresa Romero se dedicó, entre otras actividades culturales, a la pintura. Organizó exposiciones y eventos y se relacionó con pintores de la escuela impresionista tan reconocidos como Joaquim Sunyer, íntimo amigo de la familia. De sus numerosas excentricidades quizás podríamos destacar a Billy, un orangután que adoptó como mascota y que finalmente cedió al Zoo de Barcelona.

El mundo entero por bagaje.

Las esculturas cerámicas de Solá  son la plasmación volumétrica de un auténtico cuaderno de viajes vital. En Marruecos, Turquía, Israel, Egipto y Jordania se impregnó de la tierra en todas sus variedades cromáticas, del aroma de las especias, de la arqueología como referente y escuela de aprendizaje. En Uruguay, Argentina, Brasil y Chile descubrió la naturaleza brutal y salvaje como fuente de inspiración, el mestizaje, la fusión de pensamientos, formas de expresión artística y ritmos musicales. En India, Nepal y Camboya se topó con una parte de ella misma que desconocía, afloró su lado más espiritual y disfrutó de experiencias inolvidables. Le impresionó la genuina técnica pictórica de los mayas en México, Guatemala, Honduras y Belice, así como la solidez de la arquitectura inca en Perú y Bolivia. Se contagió de la vitalidad de Cuba, Nueva York y Nueva Orleans y se prendó de Roma, Amsterdam y París, que tantos referentes culturales le ofrecían.

Sin duda, Eva Solá es una artista de largo recorrido. Y aún le queda mucho por vivir.

  

[ Esculturas ] [ Vasijas ] [ Placas ] [ Etnico ] [ Enlaces ]

Copyright (c) 2006 Eva Solá. Todos los Derechos Reservados.
eva@evasola.es